FAIL (the browser should render some flash content, not this).

JUICIO EJECUTIVO. Ejecución de contrato de mutuo celebrado mediante escritura pública. Partes. DOMICILIO. Domicilio legal. Asimilación del domicilio especial en la categoría que la Corte (mediante acordada 22/91) ha considerado como "constituido"

"La Donna S.A. y otro c/Zagordo Sergio Adrián y otros s/ ejecutivo" -CNCOM Sala E- 09/08/2006. 

"Destácase que se pretende aquí la ejecución de un contrato de mutuo celebrado mediante escritura pública. No puede apreciarse -en principio- mengua alguna en el derecho de defensa del cocontratante demandado si la notificación del traslado de la demanda se lleva a  cabo en el domicilio fijado en el contrato dé mutuo celebrado por escritura pública con carácter de "constituido" o "ad litem". Ello así, porque la intervención del notario público otorga presunción de legitimidad al contenido de ese acuerdo de partes en el que los contrayentes decidieron libremente establecer domicilios especiales para todos los efectos  derivados del contrato (arg. Cciv. 101 y 1197). Agrégase a ello que la Acordada 22/91 de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, dispuso que en las cédulas de notificación, únicamente puede consignarse como tipo de domicilio "denunciado" o "constituido".

"Es necesario asimilar el domicilio especial en la categoría que la Corte ha considerado como "constituido", pues, en orden a lo expuesto precedentemente ya las disposiciones del Cciv. 101 y LS. 11:2 in fine, no parece acertado restar todo valor a las manifestaciones vertidas por los sujetos de derecho para el cumplimiento de sus obligaciones. Si se estableció un domicilio determinado para todos los efectos del contrato o para todas las  notificaciones dirigidas a una sociedad, debe, recurrirse aun modo de notificación que  permita que, cualquiera sea el resultado de la diligencia, se pueda hacer entrega o fijar la  copia de la cédula a los fines de practicar la notificación (cfr. CNCom, Sala C, "Grupo  Editorial Shalom S.R.L. si pedido de quiebra por Columbus S. A. ", del 11/4/2000; id. Sala  D, "Copagra I.C.S.A. c/ Futurart S.A. s/ Ejecutivo", del 30/3/97; id. "Banco de la Ciudad de  Buenos Aires c/ Sigma Construcciones S.R.L. y otros s/ Ejecución Prendaria", del  22/5/2000; id. Sala A, "Pampa Comercial si Pedido de Quiebra por Banco Velox" del  9/4/97, entre muchos otros)." 

"Y ello no resulta posible si sólo se pelmite, que en la cédula se indique que el domicilio es  "denunciado", asimilable al "real" y no al "contractual" o "legal"."

"Así, sin perjuicio de mantener la Sala el criterio en cuanto a que el domicilio especial ó  legal no equivale al procesal, a fin de adecuarlos a la reglamentación vigente, deben  asimilarse los primeros con el que la Corte Suprema de Justicia ha calificado como  "constituido" a los efectos de la confección de la cédula de notificación. Esta es la interpretación que, en el parecer de este Tribunal y luego del mencionado reanálisis de la cuestión, resulta mas acorde con los efectos vinculantes que la ley ha otorgado a los domicilios fijados para el cumplimiento y efectos de determinados contratos." 

TEXTO COMPLETO: 

Buenos Aires, agosto 9 de 2006.

Y VISTOS. 

1. Apeló la actora en subsidio la resolución de fs. 55 -mantenida en fs. 58- que desestimó su  pretensión tendiente a que se considere como "constituido" a los efectos de esté proceso el  domicilio fijado en el contrato de mutuo en ejecución.-  Los fundamentos del recurso obran en fs. 56/7.- 
2. a)) Reiteradamente esta Sala ha sostenido que el domicilio, fijado contractualmente  podrá ser considerado especial a todos los efectos derivados del contrato, mas ello no  implica que el mismo -en los términos del Cciv. 101- pueda ser asimilado sin más a aquel  previsto por el Cpr. 40, con las consecuencias previstas por los arts. 41 y 42. Es decir, la  calificación de domicilio como constituido solo corresponde al procesal o ad litem fijado a  los efectos del proceso, conforme al régimen que establece el citado Cpr. 40 (v: "Pintos,  Armando s/ pedido de quiebra por Valladares Luís", del 31/8/89;; "Circulo de Inversores  ¡ S.A. c/ Causa, Rodolfo s/ Ejecución Prendaria", del 9/3/90, entre Otros).-  En el mismo sentido, se resolvió en el caso del domicilio legal fijado por las sociedades  ante la Inspección General de Justicia (v. "FA.CA.LU. S.R.L.", del 11/11/2002; con cita de  CNCom., Sala C, "Nuevo Banco Santurce c/ S.K.S. s/ ejecutivo", del 6/4/1990 y su cita).- 
b) No () obstante, un nuevo análisis de la cuestión efectuado a partir del caso traído a  estudio, permite apartarse de dichos precedentes.-  Destácase que se pretende aquí la ejecución de un contrato de mutuo celebrado mediante  escritura pública (v. fs. 35/40).-  Históricamente la doctrina y jurisprudencia ha distinguido los efectos del domicilio especial  fijado en instrumento privado, del que lo ha sido en instrumento público.-  En cuanto al primero, rigen dos fallos plenarios dictados por la Excma. Cámara Nac. De  Apelaciones en lo Civil (del 10/6/54, LL, 75-606) y por este Tribunal ("Horvath, Sandor c/  Frankreijh, Jacobo y otros", del 23/5/56, LL, 82-561) que dispusieron que el traslado de la  demanda debe notificarse en el domicilio real si el instrumento privado en que se constituyó  domicilio no ha sido aún reconocido.- 
Distinta es la situación del domicilio fijado en instrumento público. En ese caso, aunque no  coincida con el real, se ha admitido su validez a los efectos del proceso, criterio que  responde a la fe emanada del acto público ya lo dispuesto por el Cciv. 101 (v. Belluscio-  Zannoni, "Código Civil, comentado, anotado y concordado", T .1, p. 451 y sus citas; en  igual sentido, Fenochietto, "Código Procesal Civil y Comercial de la Nación", T. 1, p. 186  y sus citas).- 
Juzga la Sala, a la luz de los precedentes y doctrina señalados, que no puede apreciarse -en  principio- mengua alguna en el derecho de defensa del cocontratante demandado si la  notificación del traslado de la demanda se lleva acabo en el domicilio fijado en el contrato  de mutuo celebrado por escritura pública con carácter de "constituido" o "ad litem". Ello  así, porque la intervención del notario público otorga presunción de legitimidad 'al  contenido de ese acuerdo de partes en el que los contrayentes decidieron libremente  establecer domicilios especiales para todos los efectos derivados del contrato (arg. Cciv.  101 y 1197).-

Agrégase a ello que la Acordada 22/91 de la Corte Suprema de Justicia de la Nación,  dispuso que en las cédulas de notificación, únicamente puede consignarse como tipo de  domicilio.".denunciado" o "constituido".- 
Ciertamente, el domicilio especial "de elección" (distinguible del "ad litem", v. Belluscio-  Zannoni, ob. cit. p. 443) o el legal (inscripto por las sociedades en la Inspección General de  Justicia) no responden exactamente a ninguno de esos dos conceptos posibles.-
Y, siendo ello así, es necesario asimilar el domicilio especial en la categoría que la Corte ha  considerado como "constituido", pues, en orden a lo expuesto precedentemente y a las  disposiciones del Cciv. 101 y LS. 11:2 in fine, no parece acertado restar todo valor a las manifestaciones vertidas por los sujetos de derecho para el cumplimiento de sus obligaciones. Si se estableció un domicilio determinado para todos los efectos del contrato  o para todas las notificaciones dirigidas a una sociedad, debe, recurrirse a un modo de  notificación que permita que, cualquiera sea el resultado de la diligencia, se pueda hacer  entrega o fijar la copia de la cédula a los fines de practicar la notificación (cfr: CNCom,  Sala C, "Grupo Editorial Shalom S.R.L. s/ pedido de quiebra por Columbus S. A. ", del  11/4/2000; id. Sala D, "Copagra I.C.S.A. c/ Futurart S.A. s/ Ejecutivo", del 30/3/97; id.  "Banco de la Ciudad de Buenos Aires c/ Sigma Construcciones S.R.L. y otros s/ Ejecución  Prendaria", del 22/5/2000;; id. Sala A, "Pampa Comercial s/ Pedido de Quiebra por Banco  Velox" de19/4/97, entre muchos otros).-
Y ello no resulta posible si sólo se permite, que en la cédula se indique que el domicilio es  "denunciado", asimilable al "real" y no al "contractual" o "legal".-
Una postura distinta importarla equiparar la situación procesal -en cuanto a su emplazamiento- de los justiciables que fijaron domicilios especiales para ser notificados como consecuencia de determinados actos jurídicos, con la de aquellos que no lo hicieron. Parece razonable que el tratamiento debe ser diferenciado en ambos casos.
Así, sin perjuicio de mantener la Sala el criterio en cuanto a que el domicilio especial o  legal no equivale al procesal; a fin de adecuarlos a la reglamentación vigente, deben  asimilarse los primeros con el que la Corte Suprema de Justicia ha calificado como  "constituido" a los efectos de la confección de la cédula de notificación.- 
Esta es la interpretación que, en el parecer de este Tribunal y luego del mencionado reanálisis de la cuestión, resulta más acorde con los efectos vinculantes que la ley ha  otorgado a los domicilios fijados para el cumplimiento y efectos de determinados  contratos.- 

3. Por lo expuesto, se resuelve: estimar la pretensión recursiva y revocar el fallo apelado.  Sin costas por no mediar contradictorio.- 

Devuélvase sin más trámite, encomendándose a la juez de la primera instancia proveer las  diligencias ulteriores (CPr.: 36, 1) y las notificaciones pertinentes.

Fdo.: RODOLFO A. RAMÍREZ -ANGEL O. SALA- MARTIN ARECHA.

 

El Procesalista © 2006
Pagina Principal   |   Profesores   |   Programa    |    Cronograma    |    T. Practicos   |    Lecturas   |    Codigos